¡ Qué fácil es hablar y que difícil se hace escuchar! Con Pilar Rodríguez Barahona, Responsable de RR HH de Enisa, socia formadora de la Escuela de Liderazgo Emocional, ele

Esta tarde en la sección de Gestión Emocional de Gente Ni Hao, Magazine de la tarde de  Radio Internacional ¡ Qué fácil es hablar y que difícil se hace escuchar! Con Pilar Rodríguez Barahona , Responsable de RR HH de Enisa , socia de la  Escuela de Liderazgo Emocional , ele. Junto a ella Rocio Hidalgo , periodista directora del programa , y la Dra. Elsa Martí Barceló, Directora de la Escuela de Liderazgo Emocional, Directora medica en Consulta Medica Torrelodones y  colaboradora en la sección de gestión emocional de Radio Internacional.

¡ Qué fácil es hablar y que difícil se hace escuchar! Nos enseñan a hablar , a leer y a comportarnos, pero ¿ cuántas veces se olvida enseñar a escuchar…?

Interactuar con el otro no es fácil ¿ Cuántas veces oímos e incluso decimos? : ” ¿Te enteras de lo que te digo?, ¿ Me estás escuchando?, No me prestas ninguna atención” Son frases habituales , las utilizamos de forma automática a la hora de dialogar con los demás , y son responsables de generar cierta hostilidad en aquel que las recibe y experimenta. En nuestras manos está aprender a comunicarnos de forma eficaz.
Comunicarnos de forma eficaz es capacitarnos mediante el aprendizaje de habilidades en el desarrollo de una comunicación empática. Es hacer un ” poder” por comprender para que luego nos entiendan y simpaticen con los que nosotros queremos expresar y comunicar. No se busca el acuerdo, se busca el entendimiento. Escuchar con oídos y corazón es lo que permite escuchar no solo palabras sino también conductas y sentimientos.

Escuchar con intención de entender es lo que satisface la necesidad de ser comprendido y valorado, es la forma de influir en nuestro receptor y hacer que este fije la atención en nosotros. Sin duda para ello se hace necesario trabajar una actitud que incline nuestra disposición a “entender antes de contestar” lo que el otro nos desea hacer llegar a través de su diálogo.
No hay que olvidar que nuestra personalidad, nuestro carácter comunica de forma constante. Se puede afirmar que el ejemplo que uno da es muestra de ello.
Obtener influencia sobre el otro pasa por ganar su confianza y esta solo se logra entendiendo lo que nos dice y siendo ejemplo de una buena comunicación

Para escuchar la tertulia , pincha el enlace

Anuncios